Home Plantas ornamentalesArbustos y cobertores Cómo cuidar la Musaenda

Cómo cuidar la Musaenda

Cómo cuidar la musaenda

Si quieres un arbusto con flores que no muchos utilizan, cultiva la Musaenda. Leé de sus características y cuidados.

Musaenda – Origen y descripción

La Mussaenda erythrophylla o musaenda es un arbusto ornamental originario del oeste de África. Puede crecer hasta 30 pies. Pero en cultivación, generalmente, no crece más 15 pies (4m) de alto.

Este arbusto tiene un gran valor paisajístico. Úsalo como espécimen o punto focal en el jardín. También se puede usar en las aceras y cerca de estructuras, sin miedo a que las rompa.



Aunque es difícil darle forma a la musaenda en lo que se establece, vale la pena el esfuerzo. Tan solo espera a que veas su florecida.

Este arbusto es una máquina de floración. En el Caribe florece intermitentemente todo el año. Sus flores son pequeñas y no llaman mucho la atención. Lo que realmente se roba el show son las brácteas (hojas de colores).

Estas brácteas son las que nos regalan esos grandes espectáculos de color. La Mussaenda erythrophylla florece rosado o rojo. En cambio, la Mussaenda philippica nos regalan flores que van desde el blanco al amarillo.

También se pueden cultivar en macetas.

Mussaenda erythrophylla – Características

  • Nombre común: Mussaenda, musaenda, flor de trapo
  • Nombre botánico: Mussaenda erythrophylla
  • Zona de crecimiento: USDA 10, 11
  • Follaje: Hojas color verde.
  • Flores: Brácteas color rosadas o rojas.
  • Iluminación: Pleno sol a sol parcial.
  • Temperatura mínima: 35ºF (1ºC)
  • Suelo: Moderados en materia orgánica con buen drenaje.
  • Riego: El riego debe ser profundo y constante.
  • Plagas: Puede padecer de ácaros y moscas blancas.
  • Hábito de crecimiento: Es de crecimiento rápido y puede alcanzar una altura de 15 pies.
  • Poda: La poda es necesaria para mantener la forma de la planta e inducir la florecida.
  • Tolerancia a la sal: Pobre.
  • Propagación: Se propaga a partir de esquejes de madera semi dura.
  • Valor paisajístico: Punto focal, espécimen.

Cómo cuidar la Mussaenda erythrophylla

Lo más importante al cuidar este arbusto es la iluminación y la poda.

La musaenda ama el ambiente caluroso y húmedo, por lo tanto, ubícala donde pueda recibir pleno sol para inducir mejor floración.

Debido a que crecen tan rápidamente durante los meses más cálidos, las ramas pueden ser un poco blandas y propensas a dañarse.

Poda después de florecer para dar forma y obtener un arbusto más robusto y mejor floración. La poda más agresiva hazla a finales de invierno. Esto ayudará a promover el crecimiento.

Puedes fertilizar tu arbusto con abono de aplicación lenta, como el 14-14-14. Esto lo puedes hacer 2 veces al año.



También puedes usar un fertilizante líquido para florecida antes de cada floración. Mejor, si el fertilizante para florecida es natural.

Para cultivar tu musaenda en macetas haz una mezcla a partes iguales de tierra para macetas, composta y arena de río. Cambia la tierra cada dos años.

Fotos de Mussaenda erythrophylla

¿Qué te pareció este arbusto? ¿Piensas cultivarlo? Déjame saber en los comentarios.

Más artículos:

Recursos:

Lee también

4 Comentarios

Margarita -

Hace mucho que mi planta no tiene hojas como 5 meses acaso se a muerto

Reply
Succulent Avenue -

Saludos Margarita. Posiblemente, cinco meses es mucho tiempo.

Reply
Arlette Gomez -

Mi planta estaba en maceta y floreaba mucho, nos tuvimos que cambiar de casa con Jardin, la traspase y ya no ha floreado…que debo de hacer, solo hecha hojas pero ninguna flor. ¿Que debo de hacer?

Reply
Succulent Avenue -

Saludos Arlette. A las plantas no les gustan las mudanzas. Algunas necesitan bastante tiempo en adaptarse. Por el momento esperaría con paciencia. Tal vez puedas añadir nutrientes al suelo con algo de composta.

Reply

Comenta

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer mas

error: ¡El contenido está protegido!