Home Plantas ornamentalesArbustos y cobertores Cómo cultivar gladiolos en macetas

Cómo cultivar gladiolos en macetas

Cómo cultivar gladiolos en macetas

Hoy te enseño a cultivar los gladiolos en macetas. Esta planta floreciente se puede cultivar tanto en interiores como en exteriores. 

Los gladiolos o las gladiolas vienen en una gran variedad de colores de flores. Entre ellos están el naranja, rosa, amarillo, colores mixtos y blanco. Esto la ha convertido en una de las favoritas de los jardineros desde hace mucho tiempo. Generalmente florece en verano. 

Cuándo plantar gladiolos en macetas

Por regla general, las gladiolas de jardín deben plantarse aproximadamente 2 semanas antes de la última helada de primavera. Las gladiolas requieren de 60 a 90 días para florecer, lo que significa que los cormos plantados a principios de mayo florecerán a mediados o fines del verano. Los entusiastas de estas flores a menudo escalonan las plantaciones cada 2 semanas para garantizar un suministro de flores para cortar durante todo el verano y principios del otoño.




Al cultivar en macetas puedes plantar incluso antes, porque el sustrato se calienta más rápido que el suelo. Puedes plantar hasta 4 semanas antes de la última helada de primavera. 

Cómo plantar las gladiolas en macetas

Te comparto algunos requisitos importantes.

  • Elige una maceta lo suficientemente alta para sostener la planta. Algunos gladiolos pueden crecer hasta 5 pies (1.5m) de altura, y su sistemas de raíces no son muy robustos. Es buena práctica usar estacas para amarrar los tallos. 
  • Usa una maceta que tenga tenga un agujero grande o varios agujeros pequeños para que el exceso de agua pueda drenarse. Si el suelo permanece húmedo, los cormos se pudrirán. Asegura también que el tiesto tenga al menos un pie de profundidad y diámetro
  • Usa un sustrato para macetas de alta calidad. Este tendrá buen drenaje, pero también retendrá el agua necesaria.  Si el sustrato para macetas no incluye fertilizante de liberación lenta, agrega un poco al plantar. 
  • Planta los cormos de 3 a 5 pulgadas (7.5 – 12.7cm) de profundidad, con la raíz hacia abajo y la parte puntiaguda hacia arriba. Planta los cromos cada dos semanas para que siempres tengas flores durante el verano.
  • Coloca la maceta a pleno sol. Una de las ventajas de plantar en macetas es que puede moverlas a medida que cambian los patrones solares para garantizar que reciban mucha luz solar.

Cuidados

Las gladiolas en macetas son bastante fáciles de cuidar si sigues algunos consejos simples:

  • Riega abundantemente una vez por semana. Un buen remojo una vez por semana es mucho mejor que los riegos ligeros varias veces por semana. Continúa regando después de cortar las flores y sigue regando el follaje y los cormos hasta que las hojas comiencen a secarse y se vuelvan marrones.
  • Abona con un fertilizante granulado de liberación lenta al plantar. Esto hazlo únicamente si el sustrato no contiene fertilizante. 
  • Las flores de las gladiolas están listas para cortar tan pronto como los brotes más bajos del tallo comienzan a mostrar color. Corta los tallos en ángulo y pon rápidamente las flores en agua. Para floraciones duraderas, cambia el agua del florero diariamente.
  • Deja el follaje en su lugar. Después de cortar las flores, los cormos se repondrán si permites que el follaje permanezca en su lugar hasta que sus hojas se vuelvan marrón y se sequen. Si vas a descartar los cormos, puedes retirar y eliminar el follaje y los tallos de inmediato.

Invierno

Coloca las macetas en un espacio interior oscuro y fresco en el invierno. También puedes desenterrar los cormos y limpiarlos. 



Te comparto un video del procedimiento. 

¿Has cultivado gladiolos en macetas? Déjame saber en los comentarios. 

Más artículos: 

Recursos:

Lee también

Comenta

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer mas

error: ¡El contenido está protegido!