Home SuculentasArtículos Los problemas más comunes en las suculentas

Los problemas más comunes en las suculentas

Los problemas más comunes en las suculentas

En este artículo te comparto como solucionar los problemas más comunes en las suculentas. Te explico por qué las hojas amarillas, marrones, puntas quemadas, hojas blandas y más.

Los problemas más comunes en las suculentas

Estos son lo problemas más comunes en las suculentas. Si quieres saber más, lee los artículos marcados en color verde.

Hojas amarillas en las suculentas

La causa más común de hojas amarillas son los problemas de riego. Si la planta comienza a ponerse amarilla, revisa el suelo para ver si se está secando lo suficientemente rápido entre riegos.




Si tienes problemas de drenaje cambia el sustrato y disminuye el riego. Verifica que el orificio del drenaje en la maceta no esté obstruido.

Hojas marrones en las suculentas

La causa más común de hojas marrones son las quemaduras solares. Simplemente mueve la planta a un lugar más sombreado para evitar quemaduras.

Las manchas de quemaduras solares en las hojas son permanentes, pero no dañan la planta internamente, siempre y cuando corrijas el problema rápidamente.

Puedes eliminar las hojas afectadas o simplemente dejarlas y esperar a que se desarrolle un nuevo crecimiento.

Puntas quemadas en las suculentas

La razón más común para las puntas secas es la falta de agua. Las puntas de las hojas aparecerán marrones y secas.

Cuando esto sucede, es una señal de que la planta se está quedando sin almacenamiento de agua y es hora de regar. Aumenta la cantidad de agua que usas al regar.

Al poco tiempo verás como las puntas se recuperan.

Hojas blandas en las suculentas

La razón más común para hojas marrones blandas es el riego excesivo. La planta se verá mal y las hojas se volverán suaves, blandas y translúcidas.

Reduce el riego y permite que la planta se seque. No riegues hasta que la planta haya tenido la oportunidad de secarse por completo. Si la tierra no se seca lo suficientemente rápido, considera cambiar el sustrato.




La pudrición de la raíz puede desarrollarse cuando se deja en suelo húmedo. Una vez que note la podredumbre, aún puede salvar la planta cortando las partes muertas. Guarde todo lo que se vea verde y viable para propagarse y replanta.

Hojas arrugadas

La razón más común para las hojas arrugadas en las suculentas es la falta de agua. Aumenta la cantidad de agua que usas al regar. Si el problema continúa, verifica que sus raíces no estén enredadas.

Suculenta estirada (etiolación)

Las suculentas estiradas se deben a la falta de iluminación. Poda la suculenta y muévela a un lugar mejor iluminado.

Recuerda, es más fácil salvar una suculenta que le falte agua, que una suculenta sobre regada. Ten cuidado al regar, especialmente si no estás familiarizado con la planta.

¿Has experimentado algunos de estos problemas con tus suculentas? Déjame saber en los comentarios.

Más artículos: 

Recursos: 

Lee también

Comenta

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer mas

error: ¡El contenido está protegido!