Home Jardinería Kokedama – Todo lo que tienes que saber

Kokedama – Todo lo que tienes que saber

Kokedama - Todo lo que tienes que saber

Hoy te comparto todo lo que tienes que saber del kokedama. Hablamos de su historia, variedades, sus cuidados y de cómo hacer tu primer kokedama, paso a paso.

Qué es el Kokedama

Kokedama es arte de jardín japonés que tiene siglos de antigüedad y está vinculado a la práctica del bonsái. En este arte las plantas crecen en una bola de musgo fijadas a una plataforma o se suspende de una cuerda.  


Kokedama se traduce en japonés a “bola de musgo”. 

Koke = Musgo

Dama = Bola


La esfera no solo está compuesta de musgo. En realidad es una bola de barro cubierta de musgo. Se puede decir que es una maceta viva, así como una pieza de arte o exhibición. 




Esta técnica japonesa coloca una planta en una bola de tierra, cubriéndose con musgo y asegurándola con una cuerda. Se puede usar una gran variedad de plantas, desde helechos y plantas tropicales hasta suculentas. 

Se puede decir que el kokedama es una forma única de mostrar las plantas, como una alternativa a una planta en maceta.

Historia

Se cree que los kokedamas nacieron en Japón, en el período Edo (1603-1868). El método se origina del Nearai Bonsai, la cual es una forma de arte en la jardinería. Se refiere al estado en el que una planta ha crecido de manera tan compacta y apretada que, cuando se retira de su base poco profunda, mantiene sus raíces y tierra en forma de bola compacta.

Kokedama es una adaptación de este método Bonsai. Las técnicas modernas de hoy han traído un nuevo método, donde no hay necesidad de esperar hasta que las raíces se vuelvan limitadas. 

Variedades

¿Qué plantas se puedes usar para el kokedama? 

Existen muchos tipos de plantas que se pueden usar como kokedama. Varían desde plantas de interior, plantas suculentas, cactus, orquídeas, bonsáis, hierba, verduras, etc. También se pueden mostrar de varias maneras. Colocado en un platillo, en un tazón, acurrucado en un recipiente de vidrio o suspendidos. La forma de mostrar este arte centenario no tiene límites. 

Fotos

Cómo cuidar un kokedama

La salud de las plantas dependerá de la iluminación, la ubicación y el cuidado general. La clave está en pensar en el kokedama como una alternativa a cualquier planta en maceta. En otras palabras, el riego y los cuidados dependen de la planta que cultives.  

Cómo saber cuando regar tu kokedama

Tienes dos formas de saberlo. 

    • Peso: Si se siente ligero de peso, es probable que necesite riego.
    • Sensación: Cuando el musgo está muy seco y crujiente, es hora de regar. 





Los métodos de riego incluyen remojo, sumergir en agua y riego por la parte superior.

Sumergir

Sienta tu kokedama en un recipiente con agua durante 5-10 minutos o hasta que haya absorbido suficiente agua para que el kokedama se sienta pesado. Luego deja que se seque por completo.

Remojo

Sumerge completamente la bola en agua. Mantén la bola debajo del agua hasta que no suelte más burbujas. Luego deje que se seque por completo antes de volver a colocarla en su hogar. 

Se recomienda sumergir solo la ‘bola’ debajo del agua y no toda la planta. 

Riego de la parte superior

Mueva suavemente el musgo que rodea la base de la planta y vierta lentamente agua a través de la abertura superior. Este método es útil para prolongar la vida del hilo. Recomiendo usarlo cada dos ocasiones de riego.

¿Cuánto tiempo vive un kokedama? 

Usualmente vive de 2 a 3 años. Pero si te haces un experto, no veo problemas en que duren más tiempo. Mucho dependerá del cuidado y la planta elegida. 

Cómo hacer un kokedama paso a paso

Para comenzar con tu primer kokedama, necesitarás lo siguiente:

  • Una planta de interior: Los filondendros, potus y helechos son tremendas plantas para principiantes. 
  • Mezcla para macetas: Dado que la planta vivirá en un entorno restringido, es necesario tener una buena aireación en el suelo. La perlita y la turba en las mezclas convencionales para macetas lograrán eso.
  • Hojas de musgo:  Puede comprarlo en Amazon o en floristas locales.
  • Hilo: El hilo encerado funciona muy bien. Lo puedes conseguir en la mayoría de las tiendas de artesanía, pero también puedes usar cualquier cordón no biodegradable. Si quieres que tu kokedama dure mucho tiempo, evita el cordón de algodón, yute o cáñamo. Aunque son muy utilizados se romperán con riegos repetidos. 
  • Turba: La turba ayuda a retener la humedad. Mientras más agua requiere la planta que cultives, más turba debes usar en la mezcla.

Instrucciones

  • Agrega suficiente agua a tu mezcla para macetas y turba (peat moss) para que puedas hacer una bola firme que no se desmorone. Deberías poder lanzar tu pelota al aire y atraparla sin que se desmorone.
  • Retira la planta de su maceta, sacudiendo el exceso de tierra. 
  • Divide la bola de tierra por la mitad y coloca las raíces de la planta entre las 2 mitades del suelo. Une las dos mitades.




  • Exprime suavemente el exceso de agua a medida que avanzas. Trata de hacerlo lo más esféricos posible. 
  • Envuelve la bola en las hojas de musgo húmedas, recortando el exceso de musgo a medida que avanzas.
  • Mida dos brazadas de hilo y ata un lazo firme alrededor del lado superior derecho de la pelota y haz un nudo doble. Esto facilitará el siguiente paso. 
  • Sostén la bola en una mano y enrolla la cuerda al azar alrededor de la bola. Verifica la redondez a medida que avanzas. Mantén la cuerda tensa alrededor de la planta. Si la cuerda está demasiado floja, no podrás suspenderla. 

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Thecrafthouse3913 (@thecrafthouse3913) on

  • Una vez que estés satisfecho con la forma de la bola, corta un nuevo trozo de cuerda de aproximadamente un pie de largo (o doble el largo de la parte superior de su planta) y átalo a un lado de la planta. Haz lo mismo en el otro lado.
  • Extiende la cuerda para determinar en qué dirección se inclina la bola. Agrega un tercer trozo de cuerda para estabilizar de modo que tenga un trípode de cuerdas.
  • Haz un nudo para que tengas un lazo aproximadamente a tres pulgadas hacia abajo desde la parte superior. 
  • Cuelga tu kokedama.

Te comparto un video para que tengas una mejor idea de cómo hacerlo. 

¿Piensas hacer tu primer kokedama? Déjame saber en los comentarios. 

Más artículos: 

Recursos: 

Lee también

Comenta

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer mas

error: ¡El contenido está protegido!