Home SuculentasPlantas suculentas Echeveria lilacina – Características y cuidados

Echeveria lilacina – Características y cuidados

Echeveria lilacina - Características y cuidados

Hoy te presento a la echeveria lilacina, también conocida como echeveria fantasma. Lee de sus características y cuidados. 

Su forma al estilo alcachofa, sus hojas carnosas y su color, la hace muy deseada por los amantes de las suculentas. Su color es gris plateado y adquiere un tono más lila durante los meses más fríos del otoño. El sol también puede hacer que cambie de color.  

Flores de la echeveria fantasma

Las flores rojas o rosadas con márgenes amarillos se desarrollan en un tallo largo que crece desde el centro de la roseta. Puede florecer en cualquier momento desde la primavera hasta el verano. Estas miden unos 15 cm.



¿Qué tan grande crece la echeveria lilacina?

Rara vez alcanza una altura mayor de 6 pulgadas, pero en entornos ideales, la planta puede crecer hasta 10 pulgadas (25 cm) de alto con una extensión de hasta un pie (30 cm). Sus hojas crecen en forma de roseta simétrica alcanzando de 10 a 12 pulgadas de ancho. Necesitas ser paciente con la echeveria fantasma debido a su lento crecimiento.  

Cómo cuidar la Echeveria lilacina

Si le damos a estas plantas los cuidado necesarios, nos recompensarán con un crecimiento espectacular.

Las hojas de muchas especies de Echeveria están cubiertas por una sustancia polvorienta llamada pruina. Esto es una cera epicuticular que las protege, no se la quites. 

Echeveria lilacina - Características y cuidados

Ubicación 

Su ubicación ideal es un lugar bien iluminado y ventilado donde no reciba sol directo de 11am a 2pm. Es preferible moverlas al interior del hogar si las temperaturas invernales caen por debajo de los 44º F (7 ° C). 

Si la cultivas en interiores, recuerda que debe haber un buen flujo de aire. 

Riego

Esta planta crece muy compacta y tiende a ocupar todo el espacio de la maceta. Esto dificulta o imposibilita que el agua llegue al sustrato. En este caso es mejor regar por inmersión, es decir, dejar la maceta unos minutos en agua para que el suelo absorba la humedad necesaria. 




También puedes regar con manguera o regadera. Solo asegura que el agua llegue al suelo. El riego debe llevarse a cabo cuando el sustrato esté seco. Deja que se drene todo el exceso de agua y vuelve a regar.

Reduce el riego en otoño e invierno. 

Sustrato y trasplante 

Usa sustrato para cactus y suculentas o haz tu propia mezcla. Trasplanta en la primavera si las raíces han ocupado todo el espacio a su disposición. Usa sustrato para cactus y suculentas. 

Te recomiendo usar macetas de barro porque permiten que el sustrato transpire. Esto reduce el riesgo de matarlas por exceso de agua.  

Fertilizante

Fertiliza una vez al mes durante la primavera y el verano con emulsión de pescado. Usa la mitad de la dosis recomendada. Deja de fertilizar en otoño e invierno

Poda

Las echeverias no se podan. Sencillamente elimina las hojas secas. Usa unas tijeras o cuchillo desinfectado

Cómo propagar Echeveria Lilacina

La echeveria lilacina no produce muchos retoños. Algunas pueden permanecer solitarias durante toda su vida.

Desprende los hijitos y plantalos en macetas individuales. También puedes propagar tu echeveria por hojas. Si no sabes cómo, te comparto el siguiente artículo: 3 formas fáciles de propagar suculentas.

Fotos

¿Conocías a esta echeveria? Déjame saber en los comentarios. 

Más artículos de echeverias: 

Recursos:

Lee también

4 Comentarios

Irma feraro -

Hermosas me encanta las oculentas

Reply
Succulent Avenue -

Sí, son bellas.

Reply
Estefany -

¿Cuál es la diferencia entre la Lilacina y la Von Nurnberg? Son casi idénticas.

Reply
Succulent Avenue -

Son bien parecidas. La lilacina generalmente es más cerrada y su color tiende a ser más gris.

Reply

Comenta

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer mas

error: ¡El contenido está protegido!